NUEVOS DETALLES SOBRE LA PÉRDIDA DEL HIELO EN GROENLANDIA

Fuente: Universidad de California - Irvine


A menos de un año de que el primer vuelo de investigación iniciara la campaña ‘OceansMeltingGreenland’ (OMG, océanos derritiendo Groenlandia) de la NASA, los datos del nuevo programa están proporcionando un aumento dramático en el conocimiento de cómo la capa de hielo de Groenlandia está derritiéndose desde abajo. Dos nuevos trabajos de investigación documentan cómo el agua de deshielo y las corrientes oceánicas interactúan a lo largo de la costa oeste de Groenlandia.


OMG’ es una campaña de aproximadamente cinco años que se encarga de estudiar los glaciares y el océano a lo largo de la costa de 43.500 km de Groenlandia. Su objetivo es descubrir dónde y cuán rápido el agua de mar está derritiendo el hielo glacial. La mayor parte de la línea costera y el fondo marino alrededor de la capa de hielo nunca habían sido examinados antes, por lo que los vuelos de 2016 ampliaron considerablemente el conocimiento de los científicos sobre Groenlandia. Los años futuros de recolección de datos revelarán la tasa de cambio alrededor de la isla.



El agua que circula alrededor de la hoja de hielo de Groenlandia es como un río frío flotando sobre un océano cálido y salado. La parte superior de 200 metros de agua es relativamente más fría y proviene del Ártico. Debajo de eso el agua salada que viene del sur es 3 a 4 grados centígrados más caliente. Las capas no se mezclan mucho porque el agua dulce pesa menos que el agua salada, por lo que se mantiene a flote.



Si un glaciar alcanza el océano donde el lecho marino es poco profundo, el hielo interactúa con el agua dulce y se derrite lentamente. Por el contrario, si el fondo marino frente a un glaciar es profundo, el hielo se derrama en la capa de subsuelo subsuperficial de agua salada y puede fundirse con relativa rapidez.



La respuesta de un glaciar costero a un clima de calentamiento depende en gran medida no sólo de la profundidad del fondo marino frente a ella, sino de la forma del lecho rocoso debajo de él.

En el segundo trabajo, Ian Fenty, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, y coautores, rastrearon el agua hasta la costa oeste para ver cómo cambió al interactuar con cientos de glaciares costeros. Encontraron que en el noroeste de Groenlandia, el agua fría que fluye hacia los glaciales a partir de la superficie de fusión de la capa de hielo está enfriando el agua subsuperficial más caliente, que circula en sentido horario alrededor de la isla.



Fenty señaló que ésta es la primera vez que se documenta que el agua de deshielo de los glaciares afecta significativamente las temperaturas oceánicas, lo que demuestra que el agua de deshielo puede desempeñar un papel muy importante para determinar cuánto calor oceánico llegará a los glaciares de Groenlandia.


Fuente:
"SCIENCEDAILY"
VER ARTÍCULO ORIGINAL
Adaptación: Jesica S. Mignone, Bioproyecto.

NOTAS RELACIONADAS