¿POR QUÉ REDUCIR LAS EMISIONES DE HOLLÍN ES CONSIDERADA LA "SOLUCIÓN MAS RÁPIDA" PARA DETENER EL DERRETIMIENTO DEL HIELO EN EL ÁRTICO?

La reducción de la quema de leña, de gas y de las emisiones globales de diésel sería una rápida victoria en la lucha contra el irreversible cambio climático.



Los líderes mundiales deben redoblar sus esfuerzos para poder reducir las emisiones de hollín dado que es la manera más barata y más rápida de combatir el cambio climático.

Los depósitos de hollín, pertenecientes a partículas de carbón no quemadas, han manchado de negro grandes partes del Ártico, convirtiendo así la función del hielo; quien paso de ser un reflector de la luz solar a un absorbente del calor del mismo. Esto provocó que el hielo y la nieve se derritan más rápidamente, lo que a su vez, está empezando a alterar los patrones climáticos globales.

Algunos científicos comparten que reducir la concentración de partículas de hollín y otros "contaminantes climáticos de corta duración", que ingresan a la atmósfera, puede ser más fácil y efectivo, a corto plazo, que la reducción de las emisiones de dióxido de carbono por completo.

Esta "rápida victoria" es considerada importante ya que nos puede proporcionar espacios para respirar aire fresco mientras las poblaciones del mundo aprender a reducir el uso de los combustibles fósiles, según afirman los científicos.



Paul Bledsoe, ex asesor de la Casa Blanca, ha estado trabajado en temas relacionados con la ciencia y la problemática del clima durante más de una década. Paul sostiene que limitar los contaminantes climáticos de corta duración es la manera más barata y rápida de prevenir que el hielo de todo el mundo se derrita con tanta velocidad, especialmente en el Ártico.

DurwoodZaelke, presidente del Instituto para la Gobernanza y el Desarrollo Sustentable, afirmó que no se puede resolver un problema en tan vertiginoso crecimiento, como resulta ser el calentamiento del Ártico, sin tomar decisiones rápidas. Remarca que cortar los contaminantes del clima de breve duración es la solución más rápida que tenemos.

"Cortar con estos súper contaminantes climáticos puede reducir el calentamiento del Ártico hasta dos tercios en el corto plazo".

La inmensa extensión de hielo y nieve que cubre el Ártico puede parecer asombrosamente blanca observada desde lejos, pero al examinar más de cerca los glaciares, puede verse como la cubierta de nieve está revestida por oscuras franjas de polvo negras, grises y marrones. Algunas partículas son pequeñas y autónomas, otras miden kilómetros de largo. Este es un claro ejemplo de la marca que está dejando el hombre a su paso.

Hailong Wang, científico atmosférico del Laboratorio Nacional del Pacífico Noroeste de los Estados Unidos, manifestó que tanto las pruebas de observación como las de modelaje muestra que el hollín es uno de los causantes principales del calentamiento del Ártico.

"El efecto del calentamiento podría darse a través del caldeo directo del aire o de la absorción de la luz solar mediante la nieve y el hielo marino;lo que luego aceleraría el derretimiento de la nieve y el hielo marino", dijo Wang. "Cuando comienza la fundición del hielo, hay procesos de retroalimentación positiva que pueden conducir a una fusión aún más rápida".



El trabajo de PiersForster, profesor físico de cambio climático en la Universidad de Leeds, y MariaSands, investigadora del instituto noruego Cícero, y sus colegas; ha establecido que reducir las emisiones de hollín podría disminuir las temperaturas del Ártico 0.2ºC en unas pocas décadas. Una valiosa contribución, considerando que el compromiso asumido en el acuerdo de París era mantener los aumentos de temperatura a no más de 1.5ºC a 2ºC.

El Ártico en sí mismo contiene lo que podría considerarse más que la parte justa que le corresponderíadentro de la contaminación mundial total. La industria y el turismo en la región son pequeños, aunque las compañías mineras y petroleras continúan observando sitios potenciales para ser explotadosen los retiros congelados. La suciedad que remarca las cicatrices del paisaje Ártico no es local: las corrientes del océano y del aire acarrean sustancias - hollín, metales pesados, partículas plásticas, entre otros - de todo el globo para depositarlos en este ambiente prístino. Inclusive se ha encontrado que la contaminación química causa daños cerebrales en los osos polares.

Se ha calculado que el hollín en la atmósfera es capaz de causar un calentamiento de aproximadamente 0.5ºC en el Ártico, debido al calentamiento de la atmósfera y al derretimiento de la nieve. Esto equivale aproximadamente a una cuarta parte del calentamiento observado desde los tiempos preindustriales.

Sin embargo, la imagen es más complicada de lo que estas crudas cifras podrían sugerir. Las partículas y gases de carbón sin quemar, como el dióxido de azufre, que a menudo acompañan la producción de hollín, pueden tener un efecto refrigerante de aerosol, dado que en la atmósfera pueden desviar el calor del sol de vuelta hacia el espacio. Este proceso, a veces llamado atenuación global, hace difícil estimar los efectos finales de la contaminación.

Aunque el mercurio, los PCBs (bifenilopoliclorado) y otros contaminantes persisten durante décadas, el hollín es un problema menos permanente. "A diferencia de los gases de efecto invernadero, las partículas de hollín tienen una vida relativamente corta en la atmósfera. La vida media es de alrededor de una semana o dos",nos informa Wang. "Las nuevas nevadas [también pueden] cubrir [las partículas de hollín] muy rápidamente".

Y esto, según Zaelke, es lo que hace que el hollín sea tan importante. "La velocidad es la métrica clave aquí, a la que no le hemos prestado suficiente atención [en las discusiones sobre el cambio climático]", dijo. "Hemos estado buscando soluciones lentas [como la reducción de los gases de efecto invernadero] y tenemos que ponernos al día lo más rápido posible. Debemos hacer algo sobre el calentamiento a corto plazo si queremos lograr estabilizar el clima".



Los gases de efecto invernadero son causados por una amplia gama de industrias humanas: generar electricidad, conducir, volar, criar ganado, producir cemento, fertilizantes agrícolas y muchos más. El hollín proviene de un subconjunto más pequeño de estas actividades.
Las centrales térmicas de carbón son la fuente principal, al igual que los motores de vehículos y las chimeneas industriales, pero incluso en los países en desarrollo donde la población tiene poco acceso a la electricidad y al transporte motorizado, el hollín es producido por los fuegos interiores utilizados para cocinar y calentar.

El calentamiento global no es el único impacto producido en el mundo por el hollín ya que éste también se esconde detrás de muchos problemas de salud que sufren los humanos desde Beijing hasta Burundi.Esto se debe a que las partículas se inhalan y permanecenen los pulmones, causando y exacerbando las enfermedades respiratorias.
Los combustibles ahumados matan a más de cuatro millones de personas al año; según la Organización Mundial de la Salud - un número desproporcionado de mujeres y niños -, a causa de los fuegos sucios provenientes de cocina.
Encontrar la forma de lidiar con el hollín, por lo tanto, no es sólo una victoria para el clima, sino para la salud de la gente. Forster y Sand han identificado tres potenciales medidas como las más eficaces: reducir la quema doméstica de madera en Asia, reducir la quema de gas en Rusia y reducir las emisiones de los vehículos diesel en todo el mundo.

La tecnología para hacer que todo esto sea posible, está disponible. La quema de gas no sólo es innecesaria sino ineficiente, ya que los gases residuales pueden utilizarse como combustible. Asimismo se pueden instalar depuradores en las chimeneas de las centrales eléctricas de combustibles fósiles. Los motores de automóviles pueden ser equipados con filtros, como lo son en muchos países desarrollados, para eliminar la suciedad de los gases de escape. Los fogones de cocción son individualmente más difíciles de alcanzar, pero en muchas áreas del mundo se pueden usar simples cocinas solares que no sólo reducirían las muertes por contaminación, sino que facilitarían la vida de mujeres y niñas para quienes la fatiga de encontrar combustible cada día puede ser físicamente exigente. Y poner un freno a la educación y el desarrollo.

La historia muestra que, si bien estas medidas pueden implicar algunos costos iniciales, éstos serán reembolsados rápidamente al tener un impacto positivo en la calidad de vida. Por ejemplo, los londinenses, tomaron sopas de guisantes como un hecho de vida antes de que se aprobara una legislación sobre el aire limpio después de las mortíferas nieblas de humo de principios de los años cincuenta. Con la reglamentación adecuada y la voluntad política, el hollín podría convertirse en una curiosidad histórica en todo el mundo.

BForsterexpuso: "Las medidas [para reducir el hollín] también ayudarían a disminuir las emisiones de dióxido de carbono. Además entrarían en acción con más rapidez, en un plazo de diez años, después deldescenso de las emisiones, mientras que las reducciones de las emisiones de CO2 sólo debilitarían la tasa de calentamiento. Necesita emisiones [de CO2] negativas para un efecto de enfriamiento de CO2".

Mike Childs, director de política de ‘Amigos de la Tierra’, señaló: "Con los científicos reconociendo que la contaminación por partículas de hollín ocupa el segundo lugar detrás del dióxido de carbono en términos de calentamiento global, es crucial que esta contaminación se reduzca para evitar los peores impactos del cambio climático. La lucha contra el hollín sería una ganancia para todos, ya que traerá enormes beneficios para la salud reduciendo la contaminación del aire. Los gobiernos deben actuar ahora y actuar con rapidez".

Estas medidas sólo serán eficaces como parte de un impulso más amplio para abordar las emisiones de carbono. Aunque tratar con el hollín podría ser una manera importante de salir de una de las amenazas al Ártico y al mundo, no puede ser un sustituto para actuar sobre el calentamiento de los gases más ampliamente. "Los gases de efecto invernadero siguen siendo el principal causantedel derretimiento general del Ártico", dijo Wang. Detener la contaminación de hollín podría darnos un espacio de respiración vital, pero un final efectivo para el calentamiento global - y la fusión del Ártico - requerirá mucho más.


Fuente:
"The GUARDIAN"
VER ARTÍCULO ORIGINAL
Fecha: Miércoles 21 de Diciembre de 2016
Traducción: Jesica S. Mignone, Bioproyecto

NOTAS RELACIONADAS